Esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad cerebral grave. Las personas que la padecen pueden escuchar voces que no están allí. Ellos pueden pensar que otras personas quieren hacerles daño. A veces no tiene sentido cuando hablan. Este trastorno hace que sea difícil para ellos mantener un trabajo o cuidar de sí mismos.

Los síntomas de la esquizofrenia suelen comenzar entre los 16 y 30 años. Los hombres a menudo desarrollan síntomas a una edad más temprana que las mujeres. Por lo general no se desarrolla después de los 45 años.

Causas

Muchos factores pueden causar esquizofrenia, entre ellos:

-Genética. A veces, la esquizofrenia es hereditaria. Sin embargo, es importante saber que solo porque alguien en una familia tiene esquizofrenia, no significa que otros miembros de la familia también la tendrán.

-Medio ambiente. Muchos factores ambientales pueden jugar un papel, entre ellos, vivir en la pobreza, los entornos estresantes y la exposición a virus o problemas nutricionales antes del nacimiento.

-Perturbaciones en las estructuras, función o química del cerebro. Estas interrupciones pueden ser el resultado de factores genéticos o ambientales y, a su vez, pueden causar esquizofrenia.

Los científicos han aprendido mucho sobre la esquizofrenia, pero se necesitan más investigaciones para ayudar a explicar sus causas.

Síntomas

Hay 3 tipos de síntomas:

R

Síntomas psicóticos distorsionan el pensamiento de una persona. Estos incluyen alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen), delirios (creencias que no son ciertas), dificultad para organizar pensamientos y movimientos extraños

R

Síntomas "negativos" hacen que sea difícil mostrar las emociones y tener una conducta normal. Una persona puede parecer deprimida y retraída.

R

Síntomas cognitivos afectan el proceso de pensamiento. Estos incluyen problemas para usar información, la toma de decisiones, y prestar atención.

Dudas frecuentes sobre la Esquizofrenia

¿Cómo se trata la esquizofrenia?

Hay dos tipos principales de tratamientos que pueden ayudar con los síntomas: medicamentos antipsicóticos y tratamientos psicosociales.

¿Qué son los medicamentos antipsicóticos para la esquizofrenia?

Los medicamentos antipsicóticos ayudan a los pacientes con los síntomas psicóticos de la esquizofrenia. Algunas personas tienen efectos secundarios cuando comienzan a tomar medicamentos, pero la mayoría de los efectos secundarios desaparecen después de unos días. Las personas responden a los medicamentos antipsicóticos de diferentes maneras, por lo que es importante informar cualquier efecto secundario a un médico. A veces, es necesario probar varios medicamentos antes de encontrar el adecuado.

Un paciente no debe dejar de tomar sus medicamentos sin antes consultar con un médico. La interrupción repentina de la medicación puede ser peligrosa y puede empeorar los síntomas de la esquizofrenia.

La elección de la medicación, la dosis y el plan de tratamiento correctos se debe realizar bajo los cuidados de un experto y basándose en las necesidades y la situación médica de cada persona. Solo un profesional clínico puede ayudar al paciente a decidir si los beneficios que obtiene de un medicamento sobrepasan el riesgo de un efecto secundario.

¿Qué son los tratamientos psicosociales para la esquizofrenia?

Los tratamientos psicosociales ayudan a los pacientes a enfrentar los desafíos diarios de la esquizofrenia. Estos tratamientos suelen ser más útiles después de que los pacientes encuentran un medicamento que funciona. Algunos ejemplos de este tipo de tratamiento incluyen:

  • Educación familiar: enseña a toda la familia cómo hacer frente a la enfermedad y ayudar a sus seres queridos.
  • Habilidades para el manejo de la enfermedad: ayuda al paciente a aprender sobre la esquizofrenia y a controlarla día a día.
  • Terapia cognitivo-conductual: ayuda al paciente a identificar los problemas actuales y cómo resolverlos. Un terapeuta en terapia cognitivo-conductual se enfoca en cambiar patrones inútiles de pensamiento y comportamiento.
  • Rehabilitación: ayuda al paciente a obtener y mantener un trabajo o ir a la escuela y en las habilidades de la vida diaria.
  • Consejería de grupo con otros pacientes con esquizofrenia: alienta a las personas a recibir ayuda de otras personas que están más avanzadas en su recuperación de la esquizofrenia.
  • Grupos de auto-ayuda: ofrece apoyo de otras personas con esquizofrenia y sus familias.
  • Tratamiento de abuso de drogas y alcoholismo: a menudo se combina con otros tratamientos para la esquizofrenia.
¿Las personas con esquizofrenia son violentas?

La mayoría de las personas con esquizofrenia no son violentas. Si una persona tiene síntomas de esquizofrenia, es importante ayudarle a recibir tratamiento lo más rápido posible. Ya que la enfermedad puede empeorar con el tiempo, el riesgo de violencia es mayor cuando la esquizofrenia no se trata. Las personas con esquizofrenia son mucho más propensas que las personas sin la enfermedad a ser víctimas de la violencia de otros o a hacerse daño a sí mismas.

¿Cómo puedo ayudar a un familiar o amigo con esquizofrenia?

Apoyar a un ser querido con esquizofrenia puede ser difícil. No es fácil saber cómo responder a alguien que hace afirmaciones extrañas o claramente falsas. Es importante entender que la esquizofrenia es una enfermedad biológica.

  • Ayúdelos con el tratamiento y anímelos a permanecer en el tratamiento.
  • Recuerde que las creencias o alucinaciones les parecen muy reales.
  • Sea respetuoso, solidario hasta donde se pueda, empático y amable sin tolerar comportamientos peligrosos o inapropiados.
  • Verifique si hay grupos de apoyo en el área.

Tienes más preguntas sobre la esquizofrenia o quieres iniciar una terapia?

× Conversemos por Whatsapp